•  - 806 46 44 90 - Visa: 91 101 18 34

REDES SOCIALES

Mitos y Leyendas – Kintaro, un Héroe del Folklore Japonés

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Google+0Tweet about this on Twitter

Mitos y Leyendas – Kintaro, un Héroe del Folklore Japonés

Kintaro es un héroe del folklore japonés. Era un niño extremadamene fuerte, y fue criado por una ogra en las alturas del Monte Ashigara. Con el tiempo se hace amigo de los animales del monte, y al cabo de unos años, luego de capturar a Shutendoji, el terror de la región, se hace discípulo del samurái Minamoto no Yorimitsu, bajo el nombre de Sakata no Kintoki. Sus andanzas son temática común en los teatros No y Kabuki. En la fiesta de los niños varones, la Tango no Sekku, se exhiben muñecos de Kintaro para que los niños algún día sean tan fuertes y valientes como él.

Respecto a las leyendas de su infancia, son varias. En una, lo cría su madre, la princesa Yaegiri, hija de un hombre rico, en el pueblo de Jizodo, cerca del Monte Kintoki. En otra leyenda, su madre, al tenerlo (en la localidad que hoy es Sakata), debe dejarlo y huir debido a problemas entre su marido, un samurái llamado Sakata, y el tío de este. Es entonces cuando se instala en los bosques del Monte Kintoki a criar a su hijo. Otra versión, cuenta que su madre lo abandonó, o que murió tempranamente, dejándolo huérfano, haciendose cargo de él la bruja Yama-uba. Una versión similar a las dos anteriores, dice que su madre lo crió en el bosque, y que se puso tan pálida, que la comenzaron a llamar Yama-uba. La versión más fantástica, narra que su madre fue Yama-uba, la bruja (u ogra en otros casos), y que lo concibió mediante un rayo enviado por el dragón rojo del Monte Ashigara.

A pesar de las distintas versiones sobre su infancia, todas las leyendas coinciden en que era un niño rechoncho, que gozaba de buena salud. Vestía únicamente un babero, con el ideograma chino que simboliza oro, y su única posesión era un hacha, símbolo chino del trueno. Es autoritario con los otros niños, y en las versiones que no incluyen niños en el bosque donde se crió, sus amigos eran los animales de los monte Ashigara y Kintoki. Gozaba de una fuerza descomunal. Era capaz de reducir piedras gigantescas a pequeñas piedritas, arrancar árboles completos de raíz, manipular sus ramas con total facilidad. Sus amigos animales le sirvieron de mensajeros y medios de transporte. Otras leyendas cuentan que tuvo duelos con demonios y monstruos. También se dice que tuvo duelos de sumo con osos, y que combatió animales fantásticos.

Una vez adulto, cambia su nombre por Sakata no Kintoki. Conoció al samurái Minamoto no Yorimitsu cuando este pasaba por el Monte Kintoki, fue entonces cuando Yorimitsu, asombrado por la fuerza de Kintaro, decide tomarlo como aprendiz y se lo lleva a vivir con él a su residencia en Kioto. Allí, Kintaro aprende las artes marciales y pronto se convierte en el jefe de los Shi Tenno de Yorimitsu, ganando fama por su fuerza y conocimiento de las artes marciales. En las leyendas en que su madre aún vive, Kintaro la va a buscar al monte y la lleva a vivir con el a Kioto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *