•  - 806 46 44 90 - Visa: 91 101 18 34

REDES SOCIALES

Horóscopo Maya El Halcón y su Significado

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Google+0Tweet about this on Twitter

halconHoróscopo Maya El Halcón y su Significado

HALCÓN 7 Febrero – 6 de Marzo

Los Halcón son seres realmente afortunados; la suerte los acompaña a donde quiera que vayan. Aún cuando son niños, cuentan con una importante presencia, un temperamento duro y una personalidad arrolladora.

Las metas que tengan cuando adultos tendrán su nacimiento en esta etapa de infantes de sus vidas. En sus años de juventud percibirán progresivamente que lo que en verdad quieren es la gloria en todo, y si es necesario dejarán de lado cada comodidad que posean para conseguirlo.

Son mentalmente veloces y con intelectos agudos, y pueden guardar datos en sus memorias sin demasiada dificultad. Así los estudios les parecerán juegos de niños, ya que a ellos no les representa un esfuerzo demasiado importante. Siempre fieles a sus convicciones, se presionarán para cumplir con sus obligaciones antes que todo lo demás, y serán personas leales y responsables.

No obstante, de vez en cuando se verá a algún Halcón opuesto al modelo anterior, ya que muchas veces se opondrán a la autoridad y actuarán como les de la gana sin que les importe su deber.

Son seres de mucha sustancia, con grandes valores, que siempre harán todo por sí mismos con su independencia, y que odian tener que acatar órdenes de incompetentes e inoperantes. Es por eso que transitarán el camino de la vida basándose en las decisiones más óptimas y valederas para ellos: las de sí mismos, que son capaces y autosuficientes.

Ya hemos mencionado las mejores formas de conquistar a una mujer o a un hombre Halcón; pero una vez hecho esto, y ya casados, ese “sí” que da un Halcón es en verdad hasta que la muerte los separe. Y si la pareja se rompe y el Halcón trata con nuevo matrimonio, siempre quedará el recuerdo de aquella primera vez que aún no pudo olvidar, y guardará consigo cada recuerdo, sin darse en una forma total a su nuevo cónyuge.